6 errores frecuentes cuando decoras la habitación infantil y cómo evit...

Foto 6 errores frecuentes cuando decoras la habitación infantil y cómo evitarlos

La llegada de un bebé implica muchos preparativos en casa. Entre ellos acomodar un espacio ideal para su descanso y juegos: su habitación.  Qué color usar, los muebles, el motivo de la decoración, son muy importantes. Los decoradores afirman que cuando se está preparando la habitación del bebé, se comenten ciertos errores, que nos hacen gastar más dinero y terminan dándonos más trabajo  ¿Quieres saber cuáles son y cómo evitarlos o solucionarlos?  ¡Sigue leyendo!

1-      Muebles

Error: No hacer muebles a medida

La habitación del bebé es ese lugar donde crecerá y pasará de ser un bebé a un niño. Así que si compras muebles muy pequeños, puede que al principio te parezcan ideales para el tamaño de su ropita, pero pronto necesitarás mucho más espacio.

Solución: Usa muebles hechos a medida. Te ayudan a aprovechar cada espacio de la habitación. ¡Son ideales! Si no dispones dinero para tenerlos, entonces opta por una práctica cómoda-cambiador.

2-      Cuna

Error: optar por cunas convertibles

La verdad es que puede que estas cunas te parezcan fantásticas. Pero en realidad, llegará el momento que tienes que cambiar la habitación porque la cuna ocupa mucho espacio,  el niño crece y ya no le es útil.

Solución: Tenemos una fantástica opción que nos da la marca Alondra. Se trata de una mini cuna de colecho, que también se transforma en mini cuna, luego en escritorio infantil y por último en un almacenador de juguetes. ¡Es fantástica!

3-      Colores

Error: usar colores intensos

Existen varios motivos para no elegir colores intensos en la decoración infantil: la primera es que el color influye en los estados de ánimo de los bebés y los tonos intensos pueden sobre-estimular a tu pequeño y afectar su descanso. Y el segundo motivo es que cansan con el tiempo y son más difíciles de combinar.

Solución: Utiliza colores neutros o pasteles. Así ayudarás a tu bebé a dormir más plácidamente  y son más fáciles de combinar. Los colores intensos los puedes usar en algunos juguetes para estimularlos al momento del juego.

 4-      Paredes

Error: no proteger la pared.

A pesar de que pienses que tu hijo es solo un bebé. Crecerá, y más rápido de lo que crees. Y la pared de la habitación se convertirá en su lienzo en blanco.

Solución: usa pinturas y papeles lavables. Sobre todo colócalos en la pared donde irá la cama.

 5-      Iluminación:

Error: Iluminar demasiado

No abuses de los alógenos. No necesitas iluminar en exceso la habitación.

Solución: Trata de que la principal fuente de luz sea natural. Toma en cuenta colocar los halógenos en puntos clave como: sobre el cambiador, otro frente al armario y una lámpara pequeña para dormir y amamantarlo.

 6-      Seguridad

Error:  No tomar en cuenta la seguridad de tu bebé

Una vez que tu niño comienza a gatear o dar sus primeros pasos, te fijarás que hay muchos peligros para él en el entorno. Por ejemplo: colocar una cama o un mueble accesible bajo una ventana sin seguridad, puede ser un gran riesgo para tu pequeño, así como los bordes afilados de algunos muebles.

Solución: elige alfombras antideslizantes. La calefacción debe tener un cubre radiador; los enchufes, sus protectores; y las ventanas, cerraduras o algún otro sistema de seguridad.

 Con estos simples consejos puedes ahorrarte dinero y también algunos dolores de cabeza.

Comparte la noticia

Nuestras marcas