El triunfo del beige y los tonos soft

Foto El triunfo del beige y los tonos soft

Hay que reconocerlo: el beige ha tenido que batallar con muchos estigmas para triunfar en el mundo de la decoración. "Aburrido", "soso" o "sin gracia", han sido algunos de los calificativos que ha tenido que soportar. Pero ya no más. Porque ahora el beige con sus variaciones como el castaño claro, crudo y tono arena, quieren conquistar cada espacio de tu hogar. Aquí te damos algunos motivos de por qué son los colores ideales y cómo usarlo en la decoración

1-  El beige y sus variaciones son tan luminosos como el blanco. ¿Cuál es la diferencia? Que el beige es más cálido debido a su composición cromática. 

2- Es un color que mantiene una excelente relación con la naturaleza. Por lo que las plantas y las flores no solo combinarán perfectamente si no que crearán armonía. Toma esto es cuenta para elegir tus muebles también, elige mejor los de roble ligero o ratán y desecha los de acero o forja. 

3- Al ser un color que aporta claridad a los espacios, también dará la sensación de amplitud, tan necesaria para sentirnos cómodos en nuestro hogar. 

4- Al ser un color claro mantiene un estado anímico de relax y descanso. Ideales para salones y habitaciones. 

5- Combinalos con colores que tengan una intensidad simila, como blancos, amarillos, naranjas, marrones claros y  gris. También los tonos soft son aliados de este color y su gama. No los combines con negros, verdes o azules oscuros o muy vibrantes.  

6- Recuerda algo: el beige ya estuvo muy presente en el pasado.Y se ha sumado en la onda de actualización de tendencias. Pero ten cuidado al combinarlo. Lee el punto 5 con detenimiento y ponlo en práctica  y lograrás tener espacios sofisticados, luminosos y  de relax.

 

 

 

 

Comparte la noticia

Nuestras marcas